Elena Odriozola: Premio Nacional de Ilustración

La única cosa buena que ha hecho el Ministerio de Cultura este año es otorgar el Premio Nacional de Ilustración a Elena Odriozola, por «su capacidad de renovación siguiendo una línea propia y coherente. Y por el potencial narrativo de su obra». Si queréis conocer su biografía seguro que la encontraréis  en Wikipedia o en la agencia que la representa, Pencil. Baste saber que sus obras han sido seleccionadas para prestigiosos premios y ferias. En 2005 representó a España en la exposición Ilustrísimos de la Feria Internacional de Bolonia. La princesa que bostezaba a todas horas recibió el Premio a las Mejores Ilustraciones Infantiles y Juveniles del Ministerio de Cultura. Tres veces ha sido seleccionada en la Bienal de Bratislava, uno de los foros de ilustración más importantes y de tradición más antigua de Europa. Fue Premio Euskadi de Ilustración por su trabajo en Aplastamiento de las gotas, de Julio Cortázar, y también por Tropecista, de Jorge Gonzalvo. Reconocida CJ Picture Book Award 2010 en la categoría ‘nuevas publicaciones’ con el libro Oda a una estrella, de Pablo Neruda…, podríamos seguir pero prefiero enseñaros la originalidad de su trabajo.

Yo la conocí gracias a una pequeña colección de clásicos de Anaya llamada «Sopa de libros», le tocó ilustrar La princesa y el guisante y he aquí lo que hizo:

odriozola1

La princesa insomne y despeinada lee un libro, ¡sí, señores, las princesas leen y se despeinan! Al día siguiente, en palacio, desayunan en pijama, pijamas con brocados, pero pijamas al fin y al cabo:

odriozola2

Aunque es cierto que sus dibujos han evolucionado, Elena Odriozola se mantiene fiel a su estilo, con colores suaves, fondos blancos, líneas finas y esas caras tan peculiares de ojos separados y mejillas colorás. ¡Si dibujaba hipsters antes de que existieran!

aplastamiento02

Es capaz de reproducir escenas mágicas como si fueran cotidianas y de despertar el erotismo del más casto sin enseñar un solo pecho:

odriozola3

Una de sus obras más bonitas es Frankenstein de Mary Shelley. No esperéis una versión más: son pequeños y minimalistas diaporamas en los que aparece un personaje muy especial. Hasta los monstruos, sobre todos los monstruos, necesitan amor:

odriozola4

Mirad qué belleza:

Para terminar me gustaría que vierais la cubierta de uno de mis cuentos favoritos: ¿Cuánta tierra necesita un hombre? Comienza hablando de progreso y termina contándonos una historia de rabiosa actualidad sobre la ambición desmedida y la necesidad del hombre moderno de poseer más de lo que necesita. Porque al fin y al cabo, relativicemos: ¿cuánta tierra de verdad necesita un hombre?, pues ni más ni menos que la que ocupa su cadáver. La cubierta de Odriozola nos presenta a un hombre con la mirada en el horizonte, pensando quizá en el próximo pedazo de tierra que va a adquirir y dando la espalda a dos de sus más valiosos recursos. ¿De verdad necesitamos tantas hectáreas de tierra, amigo Pajom?

 

TEXTO:            MARÍA JUSTICIA
IMÁGENES:     ELENA ODRIOZOLA
letrabrickTwitter, Facebook e Instagram
Anuncios