LA APP PARA QUE FOLLEMOS

sexbrick, zona usuario, campos a rellenar
Ésta es la “zona de usuarios” de sexBRICK. ¡Para explayarse!

Hoy vamos a hablar de follar, y vamos a hacerlo sin tapujos: ¿te gusta que te chupen los dedos de los pies mientras te la meten? ¿Te empalmas pensando en el disfraz de Supermán? ¿Te mojas al ver una berenjena en la nevera? ¿Sí? ¿No? Si entras en sexBRICK vas a tener que contestar a estas preguntas, entre otras muchas, y es que hoy vengo a hablaros de la nueva app para ligar que han lanzado los de letraBRICK y que la va a liar parda, y no sólo porque cualquier tipo de invento que nos ayude a conocer gente siempre levante algo de polémica, sino porque tiene el formato más bestia de las app de encuentros que hemos visto y, además, quiere que follemos y mucho.

Ya sabemos que hay muchos tipos de app para establecer contactos personales o virtuales (bien con fines amorosos o bien con ganas de echar un polvete), desde las más naíf, como por ejemplo happn, a las más rarunas, como Amish Dating, pero vamos centrarnos en sexBRICK y en lo que plantea.

zona test, sexbrick
Si la primera pregunta del test empieza fuerte, imagínate las 49 siguientes…

Esta plataforma no se esconde detrás de la búsqueda del amor aparentemente inocente o del flechazo al cruzarte por la calle con el macizo o la buenorra de turno. No encontrarás chats llenos de mentiras o repletos de personas con el corazón en la mano que buscan a alguien con quien estar, e incluso quedarse. Ni siquiera vamos a ver fotos de escotes, músculos, culos y demás catálogos de selfies. Porque los creadores de esta app van directos al grano: quieren que follemos. ¿Y cómo lo van a conseguir? A través de unos tests muy específicos con preguntas que sacarían los colores a cualquiera; de estos tests extraen conclusiones y buscan gustos en común con otras personas según los resultados y la afinidad sexual. Así nos quieren ayudar a encontrar nuestra media naranja en la cama.

sexbrick, zona test
Puedes proponer 15 preguntas tipo test de tu propia invención para afinar la búsqueda.

Pero centrémonos en la polémica, y no, no me refiero a ésa que clamamos cada poco, ésa que suena tan falsa ya: “¿Y dónde quedó aquello de hablar con alguien en la barra de un bar?”. Como supongo que cada uno hace lo que puede, dejaré este tema de lado. A mí lo que me hace sudar es lo siguiente: ¿qué ocurre cuando contamos todos nuestros secretos sexuales? Desde la postura óptima para llegar al orgasmo hasta nuestros deseos más golfos y pervertidos, eso que nos gusta mucho pero que nos guardamos hasta después de un tiempo, pequeñas (¡o grandes!) peculiaridades eróticas que no son comunes a todos los mortales. Seguro que algunos avezados, valientes o puede que inconscientes las ponen sobre las sábanas la primera noche, otros tardan meses o años y algunos nunca confesarán las suyas y quedarán relegadas a húmedas fantasías, pero si nos registramos en esta app lo contaremos todo y, a la vez, sabremos muchísimo de alguien antes de haberle olido siquiera.

zona busqueda, sexbrick
Elije entre los usuarios. ¡Empieza la caza!

¿Desnudaremos nuestros deseos antes que nuestro cuerpo? ¿El sexo dejará de ofrecernos sorpresas? O puede que la sorpresa la tengamos al perderle el respeto al sexo y hablar de nuestros gustos sin tapujos, sin avergonzarnos de nada, al encontrarnos con personas que disfruten de lo mismo que nosotros y al acostarnos con ellas sin ningún problema moral. Si no hay tabúes anticuados sobre lo que está bien o no, si todos los gustos tienen cabida, entonces podremos vivir una utopía del folleteo y eso quizá nos convierta en una sociedad liberada de multitud de complejos sexuales que por fin simplifique algo que el ser humano ha ido pervirtiendo, un acto animal e instintivo que hemos filtrado a través de demasiados tamices culturales hasta convertirlo en un tema controvertido y poco sencillo. Y encima… ¡puede que nos libremos de incómodas conversaciones post-coitales!

resultado de la búsqueda de otros usuarios en sexbrick
¡Ya lo tenemos! follaBRICK 100%

Quizás nos haga sexualmente más sabios contar nuestros dulces anhelos amatorios y lleguemos a la cama para tener sexo del bueno sin más; lo que queda claro es que esta app suscita algunas preguntas, e incluso puede que nos traiga de la mano el carpe diem del sexo y nos lo descarguemos de la nube. Personalmente, espero que funcione y que no se convierta en una base de datos sin lubricar. En definitiva y como conclusión… ¡no nos tomemos el sexo tan en serio! Total, sólo se trata de follar.

Descarga aquí sexBRICK

 

 

letrabrickTwitter, Facebook , Instagram
Anuncios