Sharon Olds

 

Los invasores
Sharon Olds
“Los muertos y los vivos”
Bartleby Editores, 2006

 

Hitler entró en París como mi
hermana entraba en mi habitación por la noche,
se sentaba a horcajadas sobre mí, me estrujaba con las rodillas,
clavaba las uñas de los pulgares en mis muñecas y
meaba encima de mí, sabiendo que nuestra madre nunca
creería mi versión. Todo muy
cauto, la cara borrosa sobre mí
refulgiendo en la sombra, el olor ocre
de su orina propagándose por el cuarto, el
calor hirviendo en mis piernas, mojada
mi estrecha pelvis. Cuando cesó el silbido, cuando un
agujero había sido marcado a fuego en mi cuerpo, tumbada
y calcinada de vergüenza, percibí el
relumbrar de su piel en el aire, el placer
ocre que crecía cuando Hitler se asomaba a
la tumba de Napoleón y murmuraba Éste es el
mejor momento de mi vida.

 

Sharon Olds nació en 1942 en San Francisco (Innumerables premios de poesía). En 1985 la primera dama estadounidense, Laura Bush, invitó a Sharon Olds a formar parte de una cena/conferencia sobre poesía. Olds le respondió en una carta que hizo pública: “… muchísimos estadounidenses que sintieron orgullo por nuestro país, ahora sienten angustia y vergüenza, por este régimen vigente de sangre, heridas y fuego. Pienso en el lino limpio de tu mesa, los cuchillos brillantes y las llamas de las velas, y no podría digerirlo.”

IMagen:     Geraint Lewis /Rex Features
letrabrickTwitter, Facebook e Instagram

 

Anuncios