Ana “Punk” Curra

Ana Curra (El Escorial, Madrid, 1958) formó parte del grupo Alaska y Los Pegamoides allá por los años de La Movida. Después de aquella etapa, fundó Parálisis Permanente junto a Eduardo Benavente y, desde entonces, siempre ha tenido algo que decir y algo que hacer en el mundo de la música. De música, precisamente, nos habla en la siguiente entrevista, así como de política, de literatura y de mucho punk.

 

letraBRICK:            Madrid, al contrario que Barcelona, parece no haber sabido colocar un gran festival de música internacional en buena órbita. ¿Por qué?

AnaCurra:              No creo que no haya sabido hacerlo. De hecho fue el Festimad, que nació en el 94, anterior incluso al FIB, el primer festival en España.Yo le vi nacer: eran amigos míos que llevaban años moviendo la escena desde garitos como El Agapo y Revólver, donde durante años programaron conciertos a diario y a quienes debemos mucho. Por diferentes motivos de enclave y permisos tuvieron que irse de la capital a la zona sur de Móstoles o Leganés porque el Ayuntamiento de Madrid nunca los ha visto bien. A partir de la tragedia del Madrid Arena, los obstáculos son las salvajes restricciones que se impusieron sobre todos los locales de Madrid al borde de la asfixia, y así han aguantado como han podido los que no han muerto. El público de Madrid se desplaza en masa a otros festivales, por tanto no es esa la razón. De todos modos yo prefiero los conciertos en salas y los festivales pequeños con una linea definida en su programación. A mí la tortura de las colas no me va: colas para entrar, para ir al wc, para tomar una cerveza… para comer… Y lo más importante: el agotamiento auditivo que te impide valorar la propuesta de cada grupo. Los macrofestivales son para tener 20 años, en donde la música es la excusa pero no la finalidad. Y por último, salvo los cabezas de cartel, la programación de los festivales en este país son siempre los mismos grupos. Es una especie de mafia; entre ellos se lo guisan y se lo comen. Llevamos años en los que son un escándalo: eres indie o no existes, un verdadero hartazgo. Yo he hecho toda mi última gira por mi cuenta, de forma independiente y autosuficiente, sin pisar estos festivales.

letraBRICK:             Muchos te seguimos en las redes sociales pero a otros muchos no les ha quedado claro cuál es tu implicación actual con el mundo de la música.

AnaCurra:               Con la música tengo una relación vital y esencial. Es mi lenguaje natural. Empecé de niña a tocar el piano, terminé la carrera y obtuve una plaza en el conservatorio. No sé hacer otra cosa. Es cierto que estuve años retirada de la vida pública y he sido tardía en integrarme a las redes sociales. Si la música es difícil para vivir de ella, imagina si encima eres mujer. Lo viví en propias carnes con Parálisis Permanente en donde fui compositora y considero que imprescindible en su propuesta estética. He sentido un ninguneo importante: no por parte del grupo o de Eduardo, que lo tenían claro. Me refiero a hoy mismo, actualmente, cuando lo he puesto en vivo otra vez. Otras formaciones y nombres bajo los que he estado totalmente inmersa e implicada son: Alaska y Pegamoides, Seres Vacios, Ana Curra, Los Vengadores, El Ángel y Los Volcánicos, Digital 21 vs Ana Curra. La música está siempre en mi vida, de una forma u otra. He tenido temporadas en las que me ha sido suficiente compartirla con mis alumnos.

letraBRICK:              Y hablando de música y de redes sociales… Te leí, no hace mucho, al hilo de la muerte reciente del maestro Bowie, que con ella podrías entrar en una especie de inter-fase-horrible alimentada con la sola idea de quedarte sin referentes. Joder… yo pienso un poco lo mismo…  ¿Tan pocos hay actualmente? ¿O los que hay son tan malos para la salud como una churrería?

AnaCurra:               Lo que ocurre es que Bowie ha sido vital para mí y para varias generaciones, por su categoría a todos los niveles. Ocurre que cuando eres joven y andas buscando tu camino hay artistas que te revolucionan interiormente: y Bowie lo hizo. Es un artista de la categoría de Mozart . Y al igual que Mozart, se apresuró a componer su Réquiem magistral en vísperas de su muerte: Bowie hizo lo mismo. Su cierre es prodigioso, su plegaria final es un ejercicio de arte excelso y sublime. Son seres señalados por el índice de Dios y el Diablo indistintamente. También sucede que te entra el pánico porque te das cuenta de que lo de morir está más cerca, tienes mas probabilidades de que te pueda tocar… Te vas aproximando…. Bowie es referente hasta para eso, para recordarte tu propia muerte.

Foto: Alberto García Alix – © Alberto García Alix

letraBRICK:               ¿En qué medida te sientes todavía polémica? ¿En qué ámbitos?

AnaCurra:                  Yo no busco ser polémica. Lo que busco es buscarme entre la muchedumbre y desmarcarme. Lo he intentado siempre: reconozco esta zozobra en mí desde que tengo memoria…. La duda eterna sobre qué es esto de la vida, por qué y para qué….  Sigo sin entender… La polémica y el debate los tengo conmigo misma.

letraBRICK:                Es imposible no asociarte con La Movida. Y parece que preguntarte por ella es inevitable. Yo soy poco nostálgico, así que te haré una pregunta más pegada a la tierra para referirnos a aquellos tiempos. ¿Con cuánto dinero salíais?

AnaCurra:                   Nunca he ganado dinero con la música. Ni en La Movida ni actualmente.  Recuerdo que podíamos sacar 15.000 pesetas por persona… Y eso en la época de Alaska y Los Pegamoides, que es cuando más arriba estuve. Cuando estalló el bluf de La Movida nosotros ya nos habíamos separado.

letraBRICK:                He dicho que soy poco nostálgico y, en realidad, para ser sincero, este nuevo año no he hecho más que recordar cosas pasadas, todas ellas buenas. Con una mano en le entrepierna y otra en el corazón, Ana, ¿Qué echas de menos de esos tiempos tan movidos en Madrid?

AnaCurra:                La energía de la juventud es lo que echo de menos, no tener que luchar doblemente para no caer en un estado de comodidad aburrida gris y sin riesgos, pero no porque necesite a La Movida para algo: eso ya me lo sé, ya lo viví. Me cansa cuando me preguntan por aquella época. Sólo me interesa analizarlo desde el punto de vista personal, íntimo, de aprendizaje. No se necesita a La Movida para tener sexo, lujuria, drogas y abismos… de hecho fue una minoría quien se atrevió con el lado salvaje y así sigue ocurriendo.

letraBRICK:               Otro referente musical es Mister Nick Cave, ahora acompañado para siempre de una oscura desgracia personal (la muerte de su hijo en un acantilado de Brighton). Me pareció, cuando leí la noticia hace meses, que pareciera haber actuado la maldición de una de sus propias composiciones….

AnaCurra:               Una Tragedia. No hay palabra para ese Dolor. Yo le había visto recientemente actuar en directo, no en un festival. Su concierto y su público, su ceremonia…vivía un momento de gracia. Estuvo magistral, esencial, punk y afable a la vez, muy muy especial…, el mejor concierto que le había visto nunca… A las pocas semanas …. Me acuerdo todos los días de Nick Cave, te lo juro. Pienso muchísimo en él…  Su única salvación será el arte o el suicidio. Ambas muy jodidas.

letraBRICK:             En las redes también has hablado de política. De lo que te toca, te jode, te violenta, te saca de tus casillas….

AnaCurra:                Ya sabes que la política está de moda… jajaja…  Es cierto, lo está…  Llega un momento en que entiendes que cada cosa que haces, casa cosa que decides, gestionas… es política. El hecho de hacer la compra es política, elegir donde comprar y qué comprar, lo que implica una decisión consciente. Pero no creo en el juego político, no creo que nadie nos solucione nada ni pueda hacerlo… Lo único que puede salvar a la humanidad es volver al árbol, desaprender y pedir perdón al resto de seres vivos. No nos va a dar tiempo porque somos cada vez más brutos o prepotentes y llevamos el pie puesto en el acelerador para acabar con nosotros mismos.

letraBRICK:             Cualquier cosa que diga Esperanza Aguirre me da miedo y no me lo creo. Pero también me da miedo porque me lo creo…

AnaCurra:                Ella pertenece al grupo de las brutas, de las prepotentes y de las peligrosas. Es dañina.

letraBRICK:            La actitud esencial del punk “háztelo tú mismo” debería estar, en estos tiempos de desahucios, más fuerte y nutrida que nunca. ¿Por qué entonces Malasaña está lleno de tantos impostores?

AnaCurra:              Ocurre en todas las ciudades. Los núcleos que en origen fueron de acción y creación son fagocitados por el capital y los modernos que siguen las consignas para serlo. Estos son los bobos modernos: es un perfil perfectamente catalogado y que están encantados de conocerse y mover su dinero por allí, creyéndose cosas. Y cosas importantes además.

letraBRICK:             ¿De verdad hay algún político honesto? ¿No crees que todos los nuevos y viejos que se han presentado en el Parlamento en estos días no han entrado allí deslumbrados y no han pensado para sí mismos “de aquí no me mueve ni el mismísimo Tejero?

AnaCurra:              A Manuela Carmena me la creo. Transmite serenidad y cierta sabiduría.  Ada Colau es una fiera política. Tiene una energía arrolladora. Creo que tenemos mucha suerte de tener a estas mujeres gestionando. Garzón me gusta pero es normal, produce ternura su marginalidad. Errejón me parece muy divertido. Parece sacado de una viñeta.

letraBRICK:             letraBRICK es un magazine preocupado, especialmente, por la poesía. ¿Puedes recomendarnos algo en este sentido?

AnaCurra:              Lo mejor que he leído en poesía desde los 90 es el libro de Él Ángel “Los planos de la demolición”.

letraBRICK:            ¿Y de literatura?

AnaCurra:              Ahora mismo estoy leyendo Mundo Subterráneo, de la Felguera Editorial y deseando que salga el Manual revisado del Boy Scout, de William Borroughs. Como literatura de cabecera, que recomiendo a cualquier punk que lo sea de verdad, están Historia de O, Justine o los infortunios de la virtud y El Amante. Y que se dejen de tonterías con las 50 Sombras de Grey. El sexo, el punk y la brujería son caminos de conocimiento.

letraBRICK:            Para terminar, y ya que he dicho que estoy inusualmente nostálgico, creo que en La Movida eras la chica guapa que, además, sabía tocar el piano. Creo que esto, de partida, siempre fue en contra tuya. Salvando mucho las distancias también le ocurrió a Christina Rosenvinge. Tal vez por eso fueras la más verdaderamente punk de aquella cosa loca… ¿No?

AnaCurra:              No te quepa duda.

letraBRICK:            Te invito a una Mirinda y a unas bravas….

AnaCurra:              Prefiero cerveza y croquetas..

entrevista:       Luis zaragoza
IMÁGENES:          ALBERTO GARCÍA ALIX
letrabrick
Twitter, Facebook , Instagram

 

Anuncios